¿Está Dios en el tiempo del desastre? #PrayForTexas

Escrito por  Jueves, 31 Agosto 2017 00:00

Por Maleni Grider

Tras las devastadoras imágenes que hemos podido ver en televisión del impacto del huracán Harvey sobre el estado de Texas, podemos preguntarnos en primer lugar cuál es el papel de los cristianos en una catástrofe como esta. Al igual que en toda circunstancia, el principal deber es ayudar a otros y predicar la palabra de Dios.

Es impresionante la manera en que los seres humanos reaccionan y se ayudan unos a otros en situaciones de extremo desastre, cuando las vidas peligran. Creyentes y no creyentes tienden la mano y aun arriesgan a veces sus vidas para salvar a otras personas.

"...poseemos la
libertad con la que
Dios nos creó..."

El libro del Génesis enseña que Dios creó al hombre y la mujer a imagen y semejanza suya. Esto quiere decir que en nosotros existe una naturaleza bondadosa, amable, compasiva, amorosa, sacrificial hacia otros. Pero también es verdad que poseemos la naturaleza maligna proveniente de la caída de Adán y Eva.

Dios no nos creó malos, sino perfectos. Pero la desobediencia trajo sobre los hombres el efecto del pecado. Sin embargo, el libre albedrío nunca fue destruido por el engaño de Satanás. Aún poseemos la libertad con la que Dios nos creó. De esta facultad se desprenden los destinos. Si hoy decidimos hacer el mal, o si decidimos hacer el bien, grandes efectos provendrán de esa simple decisión.

"...bondad,
misericordia
e infinita
paciencia..."

Ahora bien, la discusión de los no creyentes en tiempos de angustia o de eventos trágicos es acerca de lo que ellos pueden referir la “cuestionable bondad de Dios”. ¿Cómo puede un Dios bondadoso permitir que ocurran desastres y que mueran personas en ellos? La pregunta contraria de parte de un creyente podría ser ¿cómo puede Dios permitir tantas atrocidades humanas? Por su bondad, misericordia e infinita paciencia.

Muchas tragedias son provocadas por el pecado humano. Pero cuando una tragedia ocurre, muchas personas tienden a culpar a Dios. Otras le reclaman por lo que les sucede. La pregunta típica es ¿por qué a mí? Pero el cuestionamiento humilde sería ¿por qué no a mí? ¿Quién soy yo para que nada malo me ocurra? ¿Acaso soy mejor que los demás?

"...les dio voluntad
y libre albedrío..."

El argumento de que Dios es un tirano se desvanece cuando entendemos que Él no creo al diablo, tampoco creó seres humanos malvados. Dios creó ángeles hermosos y seres humanos perfectos, pero no los hizo robots, les dio voluntad y libre albedrío. Las elecciones de Luzbel y de Adán y Eva colocaron a la humanidad en donde hoy se encuentra. La persistencia en el pecado ha traído más devastación al mundo y a los seres humanos.

Cuando tomamos en cuenta el hecho de que Dios envió a su Hijo Jesucristo a morir en la cruz, y salvarnos de la muerte y la condenación eterna, cuando comprendemos que al creer en Él nuestra vida puede ser transformada y santificada, entonces el argumento de un Dios malo e injusto se convierte en polvo. ¿Qué más podría nuestro Padre dar por nosotros si ya lo dio todo? ¿Qué más necesitamos para cambiar nuestro corazón?

"...Tendamos
la mano..."

Seamos bondadosos como Él y miremos a otros. Tendamos la mano. Clamemos a Dios misericordia sobre el estado de Texas y sobre el mundo. Su paciencia es inmensa, pero Él es un Dios justo que mira y sopesa las acciones de los hombres.

Sí, Dios está siempre presente en el desastre, y se duele con ellos, pero Él no puede violar la libertad de los seres que creó. Su bondad excede a su ira frente a los comportamientos malvados de la raza humana. Su misericordia es la misma de siempre. En un evento catastrófico de la naturaleza, quizá deberíamos cuestionarnos si nuestro Creador está esperando a que como humanidad nos volvamos a Él y clamemos y nos apartemos de nuestros malos caminos.

“Si mi pueblo, sobre el cual es invocado mi Nombre, se humilla, orando y buscando mi rostro, y se vuelven de sus malos caminos, yo los oiré desde los cielos, perdonaré su pecado y sanaré su tierra. Mis ojos estarán abiertos, y mis oídos atentos a la oración que se haga en este lugar.”

2 Crónicas 7:14 y 15

desastres anim

Maleni Grider

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Más en esta categoría:
La Madre cercana a sus hijos »

Av. Universidad Anáhuac #13 Col. Lomas Anáhuac

                    Huixquilucan, Estado de México C.P. 52786 México

+52 (55) 2224 2070

www.somosrc.mx

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Somos RC App iOS Android

icon regnumchristi bottomup

icon redcol bottomup icon ecyd bottomup icon jfm bottomup icon manoamiga bottomup icon elarca bottomup icon whynotpriest bottomup icon semperaltius bottomup icon redanahuac bottomup icon catholicnet bottomup icon zenit bottomup icon zenit bottomup