La substancia de Dios

Escrito por  Martes, 14 Febrero 2017 00:00

Por Maleni Grider

No es lo mismo saber acerca de Dios, que conocer a Dios. Normalmente, escuchamos hablar de Dios, leemos libros acerca de Él, nos enseñan sobre su naturaleza, y tenemos en nuestra mente una imagen clara de quién es Él. Sin embargo, esto puede ser algo meramente intelectual, o bien, puro conocimiento teológico.

Pero quién es Dios, sólo lo podremos saber si mantenemos una relación cercana con Él. Dios no es algo abstracto, no es un concepto, no es una idea, no es producto de la imaginación. Dios no es un ente material, por lo tanto, Dios no es la naturaleza. Tampoco es un ser limitado por la materia, de modo que no puede estar subordinado al pensamiento humano ni a su racionalidad. Dios es Espíritu.

"...el Creador
de todo..."

Dios es un ser real, el Creador de todo. Es omnisciente (todo lo sabe), omnipresente (está en todo lugar) y todopoderoso. Siendo un ser espiritual, Dios no está sujeto a receptáculos materiales como templos, edificios, amuletos, ni nada hecho por manos humanas. Dios es el principio y el fin, no tiene tiempo ni edad. Es un ser eterno. 

Su característica principal es el amor. Dios es amor. Dios ama y quiere amar. También quiere ser amado. Todo lo que creó lo hizo para el amor. Su mayor deseo es que sus criaturas se amen. De modo que este mundo, lleno de guerras, injusticias, abusos, no ha podido complacer a su Creador. Dios no se relaciona con el pecado. Dios odia el pecado. Él ama a los pecadores, a las personas, pero detesta su pecado.

"...El pecado
nos separa
de Dios..."

Si tenemos pecado en nuestra vida, estamos lejos de Dios. El pecado nos separa de Dios. El pecado es separación de Dios. Si amamos, permanecemos en su amor, y su amor permanece en nosotros. Dios no convive con el pecado, de modo que si tenemos pecado rompemos nuestra conexión con Él. Habremos de confesar nuestras faltas, recibir su perdón y pedir la llenura del Espíritu Santo para restablecer y mantener nuestra comunión con Dios.

Renunciar al pecado, purificar nuestra vida, cambiar nuestro interior y buscar la semejanza con Él es lo que más puede complacer a nuestro Padre. Su Hijo Jesucristo es el modelo de perfección al que debemos aspirar. Su ejemplo no tiene precedentes en la historia de la humanidad porque Él es el unigénito de Dios. No hay otro como Jesús. Nos llevará toda una vida parecernos a Él, pero en el camino hacia la meta agradaremos a Dios, nuestro Señor, si guardamos sus mandamientos.

"...uno con Dios..."

Jesús, en su humildad incomparable, nos pidió ser perfectos, “como el Padre es perfecto”. No dijo: “Sed perfectos como yo”, aunque sabía que lo era. Así mismo preguntó alguna vez: “¿Por qué me llamas bueno? No hay ninguno bueno sino Dios”. Podemos imaginar la perfección de Dios, si el mismo Cristo no quiso hacerse igual a su Padre. 

Jesucristo habló todo el tiempo de que era uno con Dios, y de que el Padre vivía en Él. De la misma manera, si dejamos que Dios viva en nosotros, nos asemejaremos cada vez más a Él. Si abandonamos el pecado, tendremos una relación estrecha con el Señor y lo conoceremos más profundamente. 

"...que se haga
presente en
nuestra vida..."

Dios desea establecer una relación íntima, amistosa, respetuosa y llena de amor con todos nosotros. Como hijos suyos podemos recibir de Él toda la bendición que quiere darnos. Un Padre tan amoroso con Él no puede dejar de disciplinarnos y enseñarnos el camino, pero su generosidad y sus dádivas son abundantes, pues su amor es sin medida.

Enfoquemos nuestros esfuerzos en conocerlo de manera personal y no sólo intelectual, esforcémonos en vivir cerca de Él para descubrir las riquezas de su Reino y de su esencia. Si le pedimos con un corazón sincero que se haga presente en nuestra vida, Él se manifestará en formas que no imaginamos, entonces podremos comprender mucho más de cerca la substancia de nuestro Creador.

anim substancia

Maleni Grider

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Av. Universidad Anáhuac #13 Col. Lomas Anáhuac

                    Huixquilucan, Estado de México C.P. 52786 México

+52 (55) 2224 2070

www.somosrc.mx

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Somos RC App iOS Android

icon regnumchristi bottomup

icon redcol bottomup icon ecyd bottomup icon jfm bottomup icon manoamiga bottomup icon elarca bottomup icon whynotpriest bottomup icon semperaltius bottomup icon redanahuac bottomup icon catholicnet bottomup icon zenit bottomup icon zenit bottomup

Galerías fotográficas

 Flickr OCRI

Flickr Regnum Christi

Flickr Legionarios de Cristo

Flickr Consagradas RC

Brand Center RC

 

¡Síguenos en Redes Sociales!