Una impresora para Dios

Escrito por  Jueves, 12 Enero 2017 00:00

Por Maleni Grider

Leerás continuamente el libro de esta Ley y lo meditarás para actuar en todo según lo que dice. Así se cumplirán tus planes y tendrás éxito en todo.

Josué 1:8

Tener una impresora en casa puede hacer una gran diferencia en nuestra vida. Todos lo sabemos. Nuestro diario vivir está lleno de trámites y, quienes hemos vivido en una ciudad cosmopolita, sabemos lo complicado que es depender de negocios externos para imprimir una hoja de papel o varios juegos de documentos.

En ocasiones, se nos hace tarde, el tráfico está imposible, la lluvia nos atrapa en casa, nos sentimos extremadamente agotados, pero nos urge imprimir una página para el día siguiente. La apertura de un crédito, la provisión de algún beneficio del gobierno, la inscripción de nuestros hijos al colegio, la obtención de un seguro de auto, el pago de un servicio médico, pueden estar en riesgo si no logramos fotocopiar y entregar a tiempo un documento.

En las grandes y superpobladas ciudades, detalles simples como éste pueden volverse complicados y estresantes. La inversión de un poco de dinero para la compra de una impresora (¡incluyendo los nada económicos cartuchos de tinta!) puede derivar en un beneficio incalculable: ahorramos tiempo, tenemos a nuestra disposición la impresora veinticuatro horas al día, nos liberamos del estrés de tener que conseguir un sitio dónde imprimir, evitamos manejar largas distancias y dejamos de arriesgar nuestros trámites.

"...son muchos
los embates
de la vida
diaria.."

Este es sólo un ejemplo del privilegio que representa tener en casa un simple aparato como la impresora. Haciendo un análisis del costo-beneficio de dicha inversión podemos concluir que vale la pena hacer el esfuerzo, a cambio de mucho menos dolores de cabeza. La facilidad de imprimir, fotocopiar o escanear tareas escolares, documentos, trabajos y todo lo necesario en sólo unos cuantos minutos mientras bebemos una taza de café en casa, nos otorga grandes beneficios.

De la misma manera, nuestras vidas pueden ser enormemente bendecidas si utilizamos nuestra mente como un instrumento útil. ¿A qué me refiero? Déjame explicártelo. Diariamente enfrentamos una rutina, retos, problemas, trámites, demandas de nuestra familia, instrucciones de nuestro jefe, complicaciones; también recibimos quejas, malas noticias, nos enfermamos, las circunstancias se oscurecen, se nos descompone el auto, en fin, son muchos los embates de la vida diaria.

La Palabra de Dios es un escudo, un manual de vida, una guía de supervivencia, una consejería privada, una revelación sobrenatural disponible día y noche para nosotros. Nuestra mente es el lugar más cercano donde podemos imprimirla. Leerla, asimilarla y memorizarla es la manera de hacerla quedarse grabada en nuestro corazón para luego usarla cuando es necesario. Las tentaciones, los conflictos, las causas difíciles y todo lo que parece imposible puede ser enfrentado de manera efectiva y serena si tenemos la Palabra de Dios impresa en nuestra mente.

"...un instrumento
poderoso..."

La Palabra de Dios es una de las mayores fuentes de revelación de Dios al hombre. La primera fuente es el Espíritu Santo, pero la Biblia es la segunda. Invertir quince minutos diarios o más a su lectura puede redundar en inmensos beneficios para nuestra vida. Pero memorizarla diariamente se convierte en un instrumento poderoso, una armadura resistente a todo, un arma efectiva y letal contra las adversidades, y una espada certera ante los ataques de las fuerzas del mal.

La Palabra de Dios no sólo se lee y se comprende, sino que debe ser discernida, es decir, debe ser distinguida de otras ideologías, debe ser interpretada con sabiduría, la sabiduría de lo alto impartida por el Espíritu Santo de Dios. Imprimirla en nuestra mente y nuestro corazón es una tarea personal. Dios bendecirá su Palabra para que eche raíz en nuestra alma. Ésta florecerá, dará su fruto y nos saciará, así mismo, podremos brindar a otros las bondades de la misma cosecha. No te arrepentirás: invierte un esfuerzo en la impresión de la Palabra de Dios.

anim impresora

Maleni Grider

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Av. Universidad Anáhuac #13 Col. Lomas Anáhuac

                    Huixquilucan, Estado de México C.P. 52786 México

+52 (55) 2224 2070

www.somosrc.mx

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Somos RC App iOS Android

icon regnumchristi bottomup

icon redcol bottomup icon ecyd bottomup icon jfm bottomup icon manoamiga bottomup icon elarca bottomup icon whynotpriest bottomup icon semperaltius bottomup icon redanahuac bottomup icon catholicnet bottomup icon zenit bottomup icon zenit bottomup

Galerías fotográficas

 Flickr OCRI

Flickr Regnum Christi

Flickr Legionarios de Cristo

Flickr Consagradas RC

Brand Center RC

 

¡Síguenos en Redes Sociales!