Un corazón generoso y fiel

Escrito por  Martes, 18 Octubre 2016 00:00

(Con información de ZENIT)

El pasado domingo 16 de Octubre, fue canonizado por el Papa Francisco, junto con otros seis nuevos santos para la Iglesia Católica, el mexicano José Luis Sánchez del Río, mártir con tan sólo 14 años y patrono del ECyD.

“no estamos solos,
hacemos parte
de un Cuerpo...”

La ceremonia se llevó a cabo en la Plaza de San Pedro, donde participaron aproximadamente 80 mil fieles venidos de distintas partes del mundo. En la homilía de la misa de canonización, el Santo Padre recordó que el modo de obrar cristiano es estar firmes en la oración para permanecer firmes en la fe y en el testimonio. Al mismo tiempo reconoció que “cada uno de nosotros se cansa” pero “no estamos solos, hacemos parte de un Cuerpo”, “somos miembros del Cuerpo de Cristo, la Iglesia, cuyos brazos se levantan al cielo día y noche gracias a la presencia de Cristo resucitado y de su Espíritu Santo”. Y sólo en la Iglesia y gracias a la oración de la Iglesia –añadió– podemos permanecer firmes en la fe y en el testimonio.

"...han orado
con todas las fuerzas,
han luchado
y han vencido..."

Los nuevos santos –dijo el papa Francisco– han alcanzado la meta, han adquirido un corazón generoso y fiel, gracias a la oración: han orado con todas las fuerzas, han luchado y han vencido. Así, el Santo Padre invitó a orar como Moisés, como se lee en la lectura del día, “de pie en la cima del monte con los brazos levantados” pero, en ocasiones, “dejaba caer los brazos por el peso, y en esos momentos al pueblo le iba mal”. Entonces Aarón y Jur hicieron sentar a Moisés en una piedra y mantenían sus brazos levantados, hasta la victoria final. Este es el estilo de vida espiritual que nos pide la Iglesia: “no para vencer la guerra, sino para vencer la paz”.

El misterio de la oración –explicó el Papa– es gritar, no cansarse y, si te cansas, pedir ayuda para mantener las manos levantadas, “orar no es refugiarse en un mundo ideal, no es evadir a una falsa quietud”. Por el contrario, “orar y luchar, y dejar que también el Espíritu Santo ore en nosotros”. Además, es el Espíritu Santo quien nos enseña a rezar, quien nos guía en la oración y nos hace orar como hijos.

“Viva Cristo Rey
y viva la Santa Virgen
María de Guadalupe”

San José Sánchez del Río nació el 28 de marzo de 1913 en Sahuyo, en el estado de Michoacán, México. Asistió a la escuela de su ciudad natal y sucesivamente en Guadalajara. Cuando estalló la “guerra cristera”, en 1926, sus hermanos se unieron a las fuerzas rebeldes al régimen violento y anticristiano que se había instaurado en el país. También José se alistó y le concedieron llevar el estandarte. Durante una violenta batalla, el 25 de enero de 1928, el ejército federal consiguió capturar prisioneros, entre ellos el ahora santo. Conducido a su ciudad natal fue encarcelado, torturado y le desollaron la planta de los pies. Le pidieron con insistencia que renegara de Cristo para salvar su vida, pero él, todas las veces, confirmó con mansa fortaleza su fe. El 10 de febrero fue obligado a ir a pie al cementerio, donde fue asesinado por un disparo. Sus últimas palabras fueron “Viva Cristo Rey y viva la Santa Virgen María de Guadalupe”. Fue beatificado en el año 2005 por el Papa Benedicto XVI.

anim joselito

Somos RC

Sitio Web: www.somosrc.mx Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Av. Universidad Anáhuac #13 Col. Lomas Anáhuac

                    Huixquilucan, Estado de México C.P. 52786 México

+52 (55) 2224 2070

www.somosrc.mx

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Somos RC App iOS Android

icon regnumchristi bottomup

icon redcol bottomup icon ecyd bottomup icon jfm bottomup icon manoamiga bottomup icon elarca bottomup icon whynotpriest bottomup icon semperaltius bottomup icon redanahuac bottomup icon catholicnet bottomup icon zenit bottomup icon zenit bottomup