Crecer en la fe cuando estamos de viaje

Escrito por  Lunes, 11 Julio 2016 00:00

Por Pablo Vidal García.

Muchas veces cuando salimos de viaje, ya sea por vacaciones o por trabajo, podemos sentir que tenemos un tiempo de “descanso” de nuestra vida espiritual. Lo tomamos como un tiempo para conocer otras cosas y podemos escudarnos detrás del pretexto de no tener tiempo suficiente para ocuparnos de nuestra fe.

Y es cierto que cuando estamos fuera de nuestro ambiente normal puede parecernos más difícil continuar con nuestro testimonio y nuestra vida de oración, pero aquí tienes cuatro consejos que te pueden ayudar a ver que al contrario, un viaje es una oportunidad de crecer en tu fe.

1. Haz más oración y reza más. Solemos pensar que al cambiar nuestro horario normal tendremos menos tiempo para dedicarle a la oración, sin embargo, cuando estás viajando normalmente tienes muchos tiempos muertos en los que puedes aprovechar para hablar con Cristo. Por lo general en tu viaje tendrás varias horas antes de subir a un avión, estar en una parada de autobús o esperar un taxi. Este tiempo puede ser muy valioso, por ejemplo, para rezar el rosario, leer un libro sobre espiritualidad o incluso retirarse un lugar un poco más tranquilo y hacer una pequeña meditación. También toma en cuenta que si estás visitando alguna ciudad en la que nunca habías estado, seguramente te encontrarás con al menos una o dos iglesias en tu camino. Esa es una gran oportunidad de entrar a conocerlas, pero sobre todo, de tener un pequeño momento de oración dentro de ellas.

2. Da testimonio de tu fe. Aunque esto es algo que está implícito en la forma de vivir de cualquier católico, estar fuera de tu zona de confort puede ser una gran oportunidad para impactar con tu testimonio en aquellos que están a tu alrededor. Cuando estás fuera de casa, todos, conocidos y desconocidos, suelen fijarse más en la forma en la que hablas y tratas a otras personas. Este es el momento ideal para demostrar nuestro amor al prójimo. Si ves que alguien necesita de ti, no dudes en ayudarlo sin importar que no lo conozcas, te aseguro que si viajas con una actitud de “siervo” y no de “señor”, tendrás un impacto positivo en todos los que encuentres en tu camino.

3. Nunca dejes de ir a Misa. Por más básico que esto parezca, hay mucha gente que toma como una buena excusa el estar de viaje para no asistir a Misa el domingo. No saber dónde hay una iglesia cerca, no saber los horarios de Misa, no saber el idioma en el que se celebra… Pretextos hay muchos, pero una de las mejores experiencias cuando estamos en otra ciudad o país es asistir a una Misa. Y esto es porque la esencia es la misma para una Misa católica en cualquier parte del mundo ¡aunque sea en otro idioma! Además, hoy en día es muy fácil buscar en internet antes de salir dónde hay una iglesia cerca del lugar donde vas a quedarte y cuáles son sus horarios y al asistir, conocerás una nueva comunidad que seguro te acogerá con el mismo buen recibimiento que tú le darías a quien llegara a tu parroquia.

4. Busca a Dios en las personas y los momentos. Seguramente durante tu viaje vas a conocer a mucha gente y vas a visitar nuevos lugares, pues nunca te olvides que en todos ellos está Dios. Desde el mendigo de la calle hasta la persona más famosa que puedas encontrar, desde el edificio más moderno que veas hasta el paisaje más hermoso, detrás de todo, esta Dios y a ti se te presenta una gran oportunidad para dejarte maravillar por su creación. Tenlo presente todo el tiempo, asómbrate de las personas que conozcas o de las cosas que puedas ver y no dudes en tomarte un momento para contemplarlo todo y darle las gracias por permitirte estar ahí, de esta forma, tu día se convertirá en una oración continua de asombro y agradecimiento hacia Dios.

Yo te aseguro que si tomas estos cuatro puntos básicos y los adaptas a tu forma de ser, la próxima que vez que viajes no tendrás unas “vacaciones espirituales”, sino que al contrario, vas a poder experimentar un crecimiento en tu fe, pero de una manera distinta a lo que estás acostumbrado.

Pablo Vidal

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Av. Universidad Anáhuac #13 Col. Lomas Anáhuac

                    Huixquilucan, Estado de México C.P. 52786 México

+52 (55) 2224 2070

www.somosrc.mx

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Somos RC App iOS Android

icon regnumchristi bottomup

icon redcol bottomup icon ecyd bottomup icon jfm bottomup icon manoamiga bottomup icon elarca bottomup icon whynotpriest bottomup icon semperaltius bottomup icon redanahuac bottomup icon catholicnet bottomup icon zenit bottomup icon zenit bottomup

Galerías fotográficas

 Flickr OCRI

Flickr Regnum Christi

Flickr Legionarios de Cristo

Flickr Consagradas RC

Brand Center RC

 

¡Síguenos en Redes Sociales!