Todo empieza por amor

Escrito por  Domingo, 21 Mayo 2017 00:00

Por H. Luis Eduardo Rodríguez, L.C.

"Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Y yo le pediré al Padre que os dé otro Paráclito, que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo, porque no lo ve ni lo conoce; vosotros, en cambio, lo conocéis, porque mora con vosotros y está en vosotros. No os dejaré huérfanos, volveré a vosotros. Dentro de poco el mundo no me verá, pero vosotros me veréis y viviréis, porque yo sigo viviendo. Entonces sabréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí y yo en vosotros. El que acepta mis mandamientos y los guarda, ese me ama; y el que me ama será amado por mi Padre, y yo también lo amaré y me manifestaré a él."
(Jn 14,15-21 / VI Domingo Pascua A)

"No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva." (Deus Caritas est, 1) En el mundo de hoy tanta gente piensa que ser cristiano es cumplir una serie de normas o renunciar a ciertas cosas que "todo mundo hace" porque "la Biblia lo dice"… Por eso son tan acertadas las palabras del Papa Benedicto: nadie se hace cristiano porque los diez mandamientos le parecen lógicos y racionales o porque la idea de un Dios-Salvador que se hace hombre y da su vida por nosotros sea maravillosa. Todo cristiano, todo verdadero cristiano, ha llegado a serlo porque se ha encontrado con Alguien que lo ama tal como es… y ha decidido corresponder a ese Amor con amor.

A esto se refiere Jesús cuando nos dice: "El que acepta mis mandamientos y los guarda, ese me ama" (Jn 14,21). Nadie llega al amor por haber seguido una serie de normas. El amor nos mueve a vivir como quiere el Amado, a querer hacerle feliz en todo. El amor siempre va primero… y el Amor nos amó primero: "Porque tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Unigénito, para que todo el que cree en él no perezca, sino que tenga vida eterna" (Jn 3,16). Él lo dio todo para que nosotros podamos ser felices, para que tengamos vida y la tengamos en abundancia.

Así empieza el círculo del amor: Dios nos ama… y nosotros correspondemos con amor… "y el que me ama será amado por mi Padre, y yo también lo amaré y me manifestaré a él" (Jn 14,21). Amor engendra amor. Si amamos a Dios Él nos seguirá amando cada día más. Y se nos va a manifestar en el regalo de la vida cada mañana, en un amanecer a la orilla del mar, en el destello de los ojos y de la sonrisa de mis seres queridos, en cada momento de mi vida… Porque el amor no necesita palabras; es el lenguaje universal que sólo se puede aprender abriendo el corazón. Para eso es el tiempo pascual: para llenarnos de la alegría de Aquél que, habiendo dado su vida por mí, ha resucitado de entre los muertos para darme una nueva vida… una vida eterna como la suya.

todo empieza anim

Foto: Luis Ángel Espinoza, L.C.

H. Luis Eduardo Rodríguez, L.C.

"Me ha tocado un lote hermoso, me encanta mi heredad!" (Sal 15,6) Nací en El Salvador. Sólo Dios sabe cómo llegué a la Legión: lo que importa es que ya estoy donde quiero estar. Ahora trabajo en la promoción vocacional en Centroamérica, mientras me acerco cada vez más al sacerdocio.

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Av. Universidad Anáhuac #13 Col. Lomas Anáhuac

                    Huixquilucan, Estado de México C.P. 52786 México

+52 (55) 2224 2070

www.somosrc.mx

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Somos RC App iOS Android

icon regnumchristi bottomup

icon redcol bottomup icon ecyd bottomup icon jfm bottomup icon manoamiga bottomup icon elarca bottomup icon whynotpriest bottomup icon semperaltius bottomup icon redanahuac bottomup icon catholicnet bottomup icon zenit bottomup icon zenit bottomup