“Rece…, pero a favor, ¿eh?”

Escrito por  Viernes, 30 Junio 2017 00:00

Por Fernando de Navascués

Estas palabras las decía medio en serio y medio en broma el Papa Francisco hace unos años en un encuentro con Nicolás Maduro y su séquito en el Vaticano. “Rece por mí… ¡Pero rece a favor, no en contra, eh…!”, le decía a una de las personas que acompañaba al presidente. Es verdad que hay gente que este Papa no le resulta especialmente simpático. Otros, entre los que me incluyo, no puedo si no ver en él al sucesor de Pedro, así que mi fidelidad y oración en su favor, por delante.

Pero la anécdota no es mala, ni simple. Es una reflexión que nos debe interpelar. Cuando rezamos, ¿cómo oramos? ¿A favor o en contra? ¿Que se cumpla la voluntad de Dios o la nuestra? ¿Que nos ayude a llevar la prueba o que ya pare de una vez por todas?

Quizá nos falta oración, no la de pedir, sino la de contemplar y descubrir a Dios en nuestra vida. No lo digo como recriminación, al contrario. Lo digo como fruto de mi propia experiencia. Cuando pensamos que todo está acabado, que por fin viene la calma, nos sobreviene la siguiente ola de tsunami. Y así una y otra, y otra y otra vez.

Recemos a favor… porque la esperanza del cristiano es el amor de Dios. Sí, así de rotundo. Lo dice San Pedro: “La paciencia del Señor es nuestra salvación” (2 Pedro, 3, 15). Pero en realidad mi pregunta es si cuando uno cosecha contrariedades como pago a mis desvelos, la reacción debe ser la violenta, la “justiciera”, podríamos decir, o por el contrario debemos reaccionar desde la paz. Es decir, mi vida, y por tanto mi oración, debe ser fruto de mi cólera y de mi resentimiento, o de otra fuente.

Creo que rezar a favor, es volver a leer en las Sagradas Escrituras el siguiente párrafo que hemos escuchado mil veces de la carta de San Pablo a los Corintios:

“Aunque repartiera todos mis bienes y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo caridad, nada me aprovecha.

La caridad es paciente, es servicial; la caridad no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe; es decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad.

Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta” (II Cor 12, 3-7).

¿Cómo debe ser nuestra oración a la luz de San Pablo?: ¡misericordiosa! Rezar a favor es rezar con misericordia. San Pablo habla del amor que se abre incluso a los enemigos.

Este amor, y muy posiblemente a diferencia de otras confesiones, para el cristiano se trata de un amor que es totalmente gratuito, y por tanto inmerecido: Jesús en la cruz es claramente ejemplo de ello. Y es un amor, además, que sirve para construir comunidad: Iglesia, familia, amigos…

Este texto de San Pablo es clásico para las bodas, en donde la emoción y los sentimientos se exaltan. Pero inclusive siendo esto parte de la vida, y algo muy necesario, también es verdad que el amor no es un sentimiento, es acto de la voluntad. Por lo que rezar a favor, no puede estar al albur de lo que “me late”, sino como un acto de amor y, por tanto, libre: yo escojo amar y orar con misericordia, porque sé que es lo bueno. Amo y soy libre para escoger cómo orar.

Por tanto, reza a favor. Pero reza bien y con misericordia. Una oración hecha desde el resentimiento, desde la rutina, desde las turbulencias del corazón, no puede ser una oración a favor. Una oración hecha desde la oblación, desde la apertura a la voluntad de Dios, desde el reconocimiento de nuestra finitud y abriéndonos al misterio de Dios… esa sí es una oración hecha a favor. Porque el centro de la oración será Dios, y no yo. Estaré orando a Dios, y no reafirmando mis razones y hablando conmigo mismo. Estaré rezando a favor, y no en contra.

a favor anim

Fernando De Navascues

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Av. Universidad Anáhuac #13 Col. Lomas Anáhuac

                    Huixquilucan, Estado de México C.P. 52786 México

+52 (55) 2224 2070

www.somosrc.mx

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Somos RC App iOS Android

icon regnumchristi bottomup

icon redcol bottomup icon ecyd bottomup icon jfm bottomup icon manoamiga bottomup icon elarca bottomup icon whynotpriest bottomup icon semperaltius bottomup icon redanahuac bottomup icon catholicnet bottomup icon zenit bottomup icon zenit bottomup