Un decálogo para el día después… de Pascua

Escrito por  Martes, 18 Abril 2017 00:00

Por Fernando de Navascués

Acabamos de vivir la Cuaresma y la Semana Santa. Cada una con su invitación a convertirnos y a descubrir el gran misterio de amor que Dios nos manifiesta y que se hace real y palpable en la entrega de Cristo a la Cruz. Se trata de algunos de los misterios fundamentales de nuestra fe cristiana.

Ahora bien, parece que para muchos de nosotros, pasados estos días, ya no es necesaria la conversión. Ya no hay que confesarse. La oración y el encuentro con Cristo se evaporan ante nuestra rutina diaria. La abstinencia, no ya de carne, si no de ‘lengua’, que es más prioritaria, ni está ni se le espera. Y así con tantos otros aspectos de nuestra vida de fe que hemos intentado cuidar desde el Miércoles de Ceniza.

"...hay tanto
amor por
dar..."

Sin embargo hay que recordar que para este tiempo, en el que hemos contenido la respiración al descubrir que hay tantas cosas que mejorar y tanto amor por dar, también tiene un día después: el día de Pascua, el día en que nuestra fe, por la resurrección de Cristo, se hace alegre y expansiva, y no por mérito nuestro –nos acabamos de descubrir pecadores-, sino por puro amor de Dios hacia nosotros.

Así que recordando la advertencia de santa Teresa de Jesús, “un santo triste, es un triste santo”, que en este día también nosotros tengamos cara de resucitados: si hemos acompañado a Cristo hasta el Calvario, sigamos sus pasos tras la resurrección. Y para ello bien puede ayudarnos a todos este decálogo que adaptamos del sacerdote Javier Leoz, justamente inspirado y pensado para vivir con plenitud la Pascua:

1. Al contrario que Santo Tomás, no exijas pruebas para creer. Ten misericordia de los que te piden un margen de confianza.

2. Como los de Emaús ponte en camino pero, al contrario que ellos, no pierdas la esperanza. Ten misericordia de los que quieren ir junto a ti y, tal vez, los dejas de lado.

3. Como María alégrate por la resurrección de Cristo. Ten misericordia de los corazones atravesados por diversas circunstancias que producen ansiedad o desasosiego.

4. Como las Santas Mujeres proclama, en este tiempo, que merece la pena ser cristiano. Ten misericordia de aquellos que nunca han oído hablar de Dios o, incluso, de aquellos a los cuales les molesta el escuchar su nombre.

5. Como los primeros cristianos no vivas sin la Misa de los domingos. Ten misericordia de un Señor que baja al altar por ti, que habla en la Palabra para ti y que abre su oído en ti.

6. Así como Dios se ofrece por y para nosotros sin ahorrar nada, también nosotros tenemos una obligación moral de lanzarnos al mundo de las injusticias, falsedades, mentiras y tibiezas. Ten misericordia de las personas que padecen deslealtades, injurias, verdades a medias o que están clavadas en la suavidad del todo vale.

7. Demos gracias a Dios porque es bueno y, su misericordia, alcanza a toda la tierra. Que tu misericordia alcance y llegue donde las leyes, o son demasiado permisivas o –tal vez- excesivamente crueles.

8. No pidas a Dios que te evite la cruz sino, en todo caso, que te dé fuerza para llevarla y luz para no confundirte cuando la soportas en tu camino. Ten misericordia de aquellas personas que no saben cómo llevar adelante sus problemas.

9. No pierdas la alegría ni el optimismo. La alegría es el traje del cristiano. No olvides de ejercer la misericordia de tu buen humor como cualidad de tu amor por los demás. A veces, una buena cara, distiende situaciones, acerca posturas y sana heridas.

10. Proclama de palabra, sentimiento y obra que la fe no es algo privado. Que en el ámbito de lo público también se necesitan mensajes llenos de misericordia como el perdón, la fraternidad, el futuro, el cielo o la eternidad.

 

Fernando De Navascues

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Av. Universidad Anáhuac #13 Col. Lomas Anáhuac

                    Huixquilucan, Estado de México C.P. 52786 México

+52 (55) 2224 2070

www.somosrc.mx

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Somos RC App iOS Android

icon regnumchristi bottomup

icon redcol bottomup icon ecyd bottomup icon jfm bottomup icon manoamiga bottomup icon elarca bottomup icon whynotpriest bottomup icon semperaltius bottomup icon redanahuac bottomup icon catholicnet bottomup icon zenit bottomup icon zenit bottomup