Preparados para la tormenta

Escrito por  Jueves, 06 Octubre 2016 00:00

Por Maleni Grider

Mi esposo y yo hemos seguido los últimos días la trayectoria del huracán “Matthew”, y dado que somos residentes de Florida, nos preparamos y tomamos las precauciones necesarias para enfrentar la tormenta. Afortunadamente vivimos en el lado oeste de la península, lo cual nos protege de la fuerza de los huracanes, sin embargo, los embates de la naturaleza son impredecibles y no se puede jugar con ellos. Este huracán es categoría 4 y viene a 145 millas por hora, lo cual es gigantesco.

Seguimos hora tras hora las noticias y pronósticos, calculamos la trayectoria del huracán, su velocidad y su comportamiento, concluimos que es un fenómeno muy peligroso, demasiado amenazador. Aunque no sabemos exactamente cuál será su trayecto, escuchamos lo que los expertos dicen, investigamos las medidas de seguridad y obedecemos las instrucciones de las autoridades. No podemos poner en riesgo nuestra vida ni la de nuestros hijos.

"En la vida real,
no sabemos cuándo
vendrán las tormentas
y los huracanes..."

Mi esposo ha dedicado el día de hoy a cubrir las ventanas con madera y otras precauciones que él conoce bien para resguardar nuestro hogar. Hemos llenado los tanques de nuestros autos con gasolina y más tarde compraremos algunos víveres. Todo es precaución, no existe una amenaza demasiado grande para nuestra ciudad, sin embargo, deberemos trasladarnos a un refugio, quizá por dos días. Hoy el día está soleado, los niños fueron a la escuela. Parece ser un día como cualquier otro y nadie sabría del huracán que se aproxima si no existieran la ciencia y la tecnología.

Gracias a Dios que existen medidas de seguridad, evacuaciones, refugios y advertencias antes de que todo ocurra. Mañana a esta hora, según los pronósticos climatológicos, el huracán golpeará a la Florida. En nuestra ciudad tendremos vientos fuertes y mucha lluvia por dos días. Oramos porque Dios proteja a la gente, y con la fuerza de los vientos empuje el huracán de vuelta hacia el Atlántico hasta disolverse.

A pesar de que es un peligro inminente, las precauciones ayudarán a salvar vidas. En la vida real, no sabemos cuándo vendrán las tormentas y los huracanes, eso es lo que debe espantarnos. Los eventos llegarán sorpresivamente, sin preparaciones, y tendremos que enfrentarlos y reaccionar de manera sabia y apropiada si queremos salvar nuestra vida, nuestro futuro, nuestro matrimonio, nuestra familia, nuestro patrimonio. 

"...invertir en el
Reino de Dios
más que en
tesoros terrenales..."

Es inevitable recordar a Jesús calmando con autoridad los vientos y la tormenta: “Mientras navegaban, Jesús se durmió. De repente, se desencadenó una tempestad sobre el lago y la barca se fue llenando de agua, a tal punto que peligraban. Se acercaron a él y lo despertaron: ‘¡Maestro, maestro, estamos perdidos!’ Jesús se levantó y amenazó al viento y a las olas encrespadas; se tranquilizaron y todo quedó en calma. Y les dijo: ‘¿Dónde está su fe?’ Los discípulos se habían asustado, pero ahora estaban fuera de sí, y se decían unos a otros: ‘¿Quién es éste? Manda a los vientos y a las olas y le obedecen’”. (Lucas 8:23-25)

No tenemos más preparación que orar, confiar en Dios, leer su Palabra, asistir a la Iglesia, fortalecer nuestro carácter, buscar la paz cada día, amar “hasta que duela”, servir a otros, practicar la obediencia y la piedad, refinar nuestros hábitos, disfrutar cada día, invertir en el Reino de Dios más que en tesoros terrenales, vivir vidas productivas, encontrar el sentido a cada día. Todo eso nos dará la sabiduría, la fortaleza, la conformidad y la serenidad para enfrentar los vientos y huracanes que lleguen a azotar nuestra existencia.

Jesús, después de todo, siempre está en la barca con nosotros. Dormía cuando era hombre, y, sin embargo, llegó a tiempo para salvar a sus discípulos. Ahora, Él nunca duerme, reina por siempre y está siempre alerta, listo para rescatarnos de los más profundos abismos. Esa es nuestra confianza, y esa debe ser nuestra fe más íntima.

anim huracan

Maleni Grider

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Av. Universidad Anáhuac #13 Col. Lomas Anáhuac

                    Huixquilucan, Estado de México C.P. 52786 México

+52 (55) 2224 2070

www.somosrc.mx

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Somos RC App iOS Android

icon regnumchristi bottomup

icon redcol bottomup icon ecyd bottomup icon jfm bottomup icon manoamiga bottomup icon elarca bottomup icon whynotpriest bottomup icon semperaltius bottomup icon redanahuac bottomup icon catholicnet bottomup icon zenit bottomup icon zenit bottomup