La clave es nuestro espíritu evangelizador

Escrito por  Miércoles, 20 Julio 2016 00:00

Por H. Alejandro de la Garza, L.C.

La clave del éxito de nuestro espíritu evangelizador

¿Conquistador? ¿Evangelizador? Se ha discutido mucho en este tiempo de renovación de la Legión y del Movimiento si la palabra conquistador es agresiva, inapropiada, o si es más conveniente cambiarla a una que se entienda mejor para el mundo contemporáneo.

Independientemente de la palabra, lo que fue clarísimo fue que el espíritu de querer evangelizar con ardor como San Pablo lo hizo al inicio del cristianismo,  es efectivamente parte esencial de nuestro carisma.

En la convención internacional, los  miembros del Movimiento llegaron a esta misma conclusión: el Movimiento está llamado a evangelizar con fuego, a instaurar el Reino de Cristo en la sociedad con ese ardor que siempre nos ha caracterizado y eso no lo podemos perder.

Por lo tanto hay que seguir conquistando el mundo para Cristo, pero ¿cómo seguir alimentando este espíritu evangelizador?, ¿cómo hacerle para no perderlo?

La clave está en el otro lado de la moneda: en nuestro espíritu contemplativo.

Seguro se acuerdan del pasaje de Marta y María, donde María acaba siendo la mala de la historia por andar sirviendo en lugar de estar a los pies de Jesús. A veces nos ha pasado eso. La vida espiritual no se juega en qué tanto hacemos por los demás sino en lo que Dios va haciendo en nosotros.  Ésta es una experiencia que muchos miembros han tenido cuando fueron colaboradores. Uno cree que va dar un año, pero acaba siendo un año donde lo que uno hace es recibir. Recibir de Cristo y recibir de las almas con las que uno trabaja.

Sólo así nuestro espíritu evangelizador tendrá fruto, cuando está enraizado en un fuerte espíritu contemplativo. Menos Martas; más Marías. O más bien, primero María luego Marta.

 Cuando San Pablo se retiró dos años en el desierto   evangelizó con ardor  muchas comunidades. Nosotros igual, primero de rodillas en el Sagrario y luego a conquistar el mundo para Cristo.

En la medida en que en nos dejemos transformar por Cristo a través de la la oración, trasformaremos el mundo para Él.  Ahí está la clave, ahí se juega todo.

H. Alejandro de la Garza, L.C.

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Av. Universidad Anáhuac #13 Col. Lomas Anáhuac

                    Huixquilucan, Estado de México C.P. 52786 México

+52 (55) 2224 2070

www.somosrc.mx

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Somos RC App iOS Android

icon regnumchristi bottomup

icon redcol bottomup icon ecyd bottomup icon jfm bottomup icon manoamiga bottomup icon elarca bottomup icon whynotpriest bottomup icon semperaltius bottomup icon redanahuac bottomup icon catholicnet bottomup icon zenit bottomup icon zenit bottomup